sábado, septiembre 24, 2011

TECNOPOLIS Y EL TRIUNFO CULTURAL DEL KIRCHNERISMO


Puedo decir con total honestidad y orgullo, que me embargó una patriótica emoción recorriendo los más de 100 stands de Tecnópolis. Un orgullo por el objetivo cuumplido, agregaría.
Recuerdo entonces la urgencia que me movilizó para volver a Coronel Suárez y ponerme al mando de un periódico kirchnerista, cuando las papas quemaban, allá por el 2009. A mi como a tantos miles, como a tantos millones, completaría.
La urgencia de estar viviendo una etapa fundamental, histórica y de querer ser protagonista del lado correcto. Había una fea embestida entonces de mala leche, un ánimo destituyente organizado por la corporación periodística, por el campo, por los poderes siniestros de siempre. Había un proyecto polémico, discutible pero claro, eso fue lo que se quiso interrumpir con todo el odio y los intereses vulnerados de las corpo.
Por eso saltamos tantos en todo el país. He hicimos el aguante.
Otro es el panorama hoy, dos años después, el triunfo de un proyecto y su ratificación en las urnas. Soñado.
Y entonces la emoción por lo que se ve en Tecnópolis, donde las calles y las imágenes homenajean a hombres de ciencia, a trabajadores del pensamiento y son animadas por artistas.
Este es nuestro triunfo, nuestro orgullo, no solo el triunfo del relato, el triunfo en los hechos también. Este es nuestro legado para el futuro.
Que los pendejos se críen admirando a los cientificos y los artistas, no a los milicos asesinos, a los curas pedófilos, a los oligarcas que la quieren toda para ellos.
Este es el triunfo poderoso, brillante, incuestionable que Néstor nos legó.
Nadie va a poder borrar esta época jamás.

1 comentario:

herejeroja dijo...

El choque del colectivo en Flores puso en evidencia la falta de inversión en el ferrocarril por parte del gobierno K. Realmente no sorprende que alguien quede admirado recorriendo los stands de Tecnópolis, pues no va a ser fuera de allí donde vuelva a ver tecnología de punta en Argentina.