domingo, abril 02, 2017

SER NADIE




Es rara la vida, extraordinaria como la muerte. Las dos caras de la misma moneda.
La existencia es paradojal.
Me pasé toda la vida buscando la verdad, la encontré en el zen, la encontré en Osho.
Las más altas cumbres de la espiritualidad y el pensamiento filosófico.
Pensamiento filosófico pero no racional. Que llega de la no mente, la no lógica.
Y el zen explicado a través de Osho dice que la verdad es dejar el ego, no tratar de destacarse en nada. Ser nadie, porque ser común, no tener ego, es el máximo logro en la vida espiritual.
Osea: me equivoqué en todo, traté de ser alguien, tuve siempre mucho ego, siempre me creí el mejor y fracasé claro, fracasé en todo.
Este año estuve tomando conciencia y tarde pero seguro, me di cuenta que el mejor ejemplo de lo que pregonan en Oriente era mi viejo.
Un gran tipo, impecable, querido por todos, anónimo, sin otra aspiración que ser un hombre de bien.
Fue rara la despedida, inesperada como casi todo. pero siento que el se fue porque se dio cuenta que yo ya estaba listo, había aprendido la lección.
Y claro, la muerte no existe, no es nada, ni siquiera es mala, habría que festejarla incluso y citando a Cristo: "Los últimos serán los primeros en el reino de los cielos".
El que es nadie acá deja espacio para que entre Dios.
Es perderse para ser una parte del Todo.
Hacia allá fue mi viejo. Y esta es su lección.
Gracias por todo papá querido.

1 comentario:

Roberto B dijo...

POR QUE TODOS PECAMOS Y MORIMOS?
La respuesta que da la Biblia
Es normal hacerse esa pregunta, especialmente cuando fallece alguien querido. La Biblia dice que lo que causa la muerte es el pecado (1 Corintios 15:56).

¿Por qué todos pecamos y morimos?
Los primeros seres humanos, Adán y Eva, perdieron la vida porque se rebelaron contra el Creador (Génesis 3:17-19). Al pecar, se alejaron de Dios, “la fuente de la vida”, lo cual solo podía llevarlos a la muerte (Salmo 36:9; Génesis 2:17).

Adán transmitió a sus descendientes el pecado, un defecto hereditario. La Biblia lo explica así: “Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y la muerte mediante el pecado, y así la muerte se extendió a todos los hombres porque todos habían pecado” (Romanos 5:12). Como todos pecamos, todos morimos (Romanos 3:23).

El fin de la muerte
Dios ha prometido que él “se tragará a la muerte para siempre” (Isaías 25:8). Pero para ello, tiene que acabar con la raíz del problema: el pecado. Esto lo logrará mediante Jesucristo, quien “quita el pecado del mundo” (Juan 1:29; 1 Juan 1:7).

Más información en JW.org
buscar la pestaña ENSEÑANZAS BÍBLICAS/PREGUNTAS SOBRE LA BIBLIA
Adán
¿QUÉ ENSEÑA REALMENTE LA BIBLIA?
¿Dónde están los muertos?
¿Por qué morimos? ¿Dónde están los muertos? Las respuestas están en la Biblia.